Papas

Agua, leche, harina de maíz tostada, sal y mantequilla. 

Se pone en el fuego un poco de agua y leche, y se va echando la harina, poco a poco, sin parar de revolver para que no se pegue y para que las papas queden finas. Tienen que cocer alrededor de cincuenta minutos. A mitad de cocción se añade la sal y un trozo de mantequilla. Cuando estén bien cocidas se echan en platos soperos para servir. Se comen con leche, miel o azúcar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.