Entradas

12.- Pesa de lagar en Llano

12.- PESA DE LAGAR DE VINO

Localización

Chanu / Llano. Parroquia de Santolaya / Santa Eulalia. Está junto al edificio que albergó el lagar de vino, en su exterior, y a la vivienda n.º 40, en el centro del pueblo situado junto a la carretera AS-15. Hoy es propiedad de Casa Perico. El edificio fue reformado en las últimas décadas y se utiliza en la actualidad como almacén. No conserva ningún otro elemento vinculado a su antiguo uso como lagar de propiedad compartida.

Coordenadas

Huso: 29T.  X: 698.155, Y: 4.781.393, Z: 401

Descripción

De buena talla de arenisca y esquinas en bisel (aristas laterales verticales y superiores). Anclaje al fuso mediante entalle en la parte superior de la pieza. Presenta una perforación y argolla para enganche de alambre metálico para desplazamiento y traslado en los dos laterales cortos.

Es la pesa de más cuidada labra de las que se conservan en el concejo de Cangas del Narcea.

Medidas

Altura: 71 cm.  Sección de base y parte alta de 55 cm de lado.

En la parte superior presenta ranura longitudinal para engarce de pieza de madera de sujeción en “cola de milano”: 16 cm de profundidad; 10,5 cm de apertura superior y 20 cm de ancho de la base de la misma.

En el centro, el apoyo en sí del fuso, de sección circular y 16 cm Ø interior y 26 cm Ø exterior.

Fotografías


  • Ficha elaborada por Dávid Flórez de la Sierra, marzo de 2016.

[1939-1943] Manuel Arias Menéndez

Manuel Arias Menéndez
(Chanu / Llano, Cangas del Narcea, )

18 de diciembre de 1939 – 31 de agosto de 1943

Propietario de un café en Madrid. En 1940 se presenta un proyecto de reforma interior de la villa en el solar que ocupaban el convento y huerta de las monjas dominicas.

Parroquia de Santolaya de Cueiras

Santolaya / Santa Eulalia

♦ Casa Cachón ♦ Casa Coque ♦ Casa Correo ♦ Casa Evarista ♦ Casa Farrín ♦ Casa Frutos ♦ Casa Fuertes ♦ Casa García ♦ Casa Garrido ♦ Casa Mingón ♦ Casa Palacio ♦ Casa Simón ♦ Casa Xipón

Arayón

♦ Casa Mourán ♦ Casa Olaya

Cueiras

♦ Casa Cueiras

Chanu / Llano

♦ Casa Agudín ♦ Casa Alberto ♦ Casa Alonso ♦ Casa Anisino ♦ Casa L’Anuca ♦ Casa Avelina ♦ Casa Calita ♦ Casa Campa ♦ Casa Carralo ♦ Casa Cartero ♦ Casa Concha ♦ Casa Chope ♦ Casa Estanqueiro ♦ Casa Fabián ♦ Casa Feito ♦ Casa Garrincha ♦ Casa Gonzalo ♦ Casa Grabiel ♦ Casa Juaco ♦ Casa Juanito ♦ Casa Lola ♦ Casa Lozano ♦ Casa Manolito ♦ Casa Pelayo ♦ Casa Pepe ♦ Casa Periquín ♦ Casa Preciado ♦ Casa Ramón ♦ Casa Román ♦ Casa Sidro ♦ Casa Tacones ♦ Casa Treito ♦ Casa Trones ♦ Casa Xastre ♦ Casa Xastrín ♦ Casa Zancao

Santuyanu /Santullano

♦ Casa Santuyano

La encantada del Pozo la Rinconca

Es creencia común en el concejo de Cangas del Narcea que el día de Santiago (25 de Julio) no deben tomarse baños en el río, porque todos los años, en esa fecha, se ahoga una persona. El porqué de esta creencia se ha olvidado, pero es posible que tenga que ver con una encantada que fue expulsada del río Narcea hace muchos años. Esta leyenda canguesa se documenta en otros lugares de la cornisa cantábrica (País Vasco, Cantabria) y el norte de Portugal, y ha adquirido especial carta de naturaleza en la leyenda del origen del Lago de Sanabria (Zamora). 

Lugar: Chanu / Llano, CANGAS DEL NARCEA.

Informante: Román Fernández Amago, 75 años, de casa Cueiras (1998).

Recopilador: Jesús Suárez López (Archivo de la Tradición Oral-Museo del Pueblo de Asturias).

Yo tengo oído a mi abuelo ya que había una encantada ahí debajo, en el pozo La Rinconca, y pa sacala tenían que criar dos xatinos mellizos, gemelos. Y decían que tenían que sacala con una grade que hay pa eso de las tierras y con una pareja de bueizucos, de xatucos que mamaran toda la leche de la vaca, que nun podían ordeñar la vaca, que tenía que ser la leche toda pa ellos.
 
Y un buen día, pues nun taba el paisano en casa y llegó la encantada, que quería leche pa un niño que tenía o no sé qué. Y la paisana, cosa de mujeres, diole pena, claro, y púsose a ordeñar la vaca de los dos xatinos mellizos, que nun podía ser ordeñada. Y en aquel momento llegó el paisano:
 
—¿Pero tú qué haces?, si yá la encantada, y tal.
 
Y va él ya coge la canada y tiro la leche pol !!ombo de los xatos, y diz él:
 
—¡El que no mamaron pol !!ombo lo llevaron!
 
Y hale, así quedó. Y luego ya fueron a sacala, y fueron con la grade de madera y aquella parejina de xatucos grandes, que ya trabajaban. Echáronlos al pozo y sacáronla. Y cuando la echaron fuera con la grade, echó así mano a la cabeza, arrancó un pelo y tirólo al río, y diz ella:
 
—¡Adiós miou pelo celemín, que to’los años tendrás un pelegrín!
 
Y entonces teníamos algo de astucia nosotros, cuando ibamos a bañanos de chavales, el día de Santiago teníamos algo de astucia sobre eso, de no bañarnos el día Santiago, que hablaban que si fuera ahogáu o nun sé qué decían.
 
Bibliografía: Luis Cortés Vázquez: «La leyenda del Lago de Sanabria», Revista de Dialectología y Tradiciones Populares, 4 (1948), págs. 94-114.