Estudio y descripción de los escudos de armas que existen en casas, palacios e iglesias del concejo y la villa de Cangas del Narcea (Asturias). Las fotografías son de José Manuel Collar Álvarez y los textos de Juaco López Álvarez, los dos son socios del Tous pa Tous.

CANGAS DEL NARCEA – Calle de La Fuente, 40 – Casa de Regueral

Otro escudo con las armas de los Queipo de Llano y los Valdés. Es del primer tercio del siglo XVII y está labrado en una piedra de poca calidad. La casa donde está en la calle de La Fuente fue construida en los últimos años del siglo XIX.

CANGAS DEL NARCEA – Plaza de Rafael Rodríguez, 4 – Casa de Fontaniella

CANGAS DEL NARCEA

Plaza de Rafael Rodríguez, 4

Casa de Fontaniella

Escudo partido con las armas de los Queipo de Llano (con la cruz de la orden militar de Santiago) y los Valdés.

Este escudo tuvo que pertenecer a Suero Queipo de Llano, mayorazgo de la casa de los Queipo, que fue caballero de la orden de Santiago y alférez mayor del concejo de Cangas desde 1626, o a su hermano Álvaro, que heredó el mayorazgo al morir el primero sin sucesión; este Álvaro Queipo de Llano, nacido en la villa de Cangas del Narcea en 1599, fue nombrado también caballero de la orden de Santiago en 1633 y recibirá el título de conde de Toreno en 1657. Los dos eran sobrinos de Fernando de Valdés y Llano (Cangas del Narcea, 1575- Madrid, 1639), hermano de su padre el capitán Suero Queipo de Llano, que fue arzobispo de Granada y presidente del Consejo de Castilla, circunstancia que favoreció los importantes privilegios que alcanzaron.

El hecho de que este escudo no vaya rematado por una corona condal, sino que lleve un yelmo de caballero, nos indica que fue realizado con anterioridad a 1657.

Es un escudo de una gran calidad, hecho en cuarcita, que seguramente fue labrado por el escultor Pedro Sánchez de Agrela (h. 1610 – 1661), vecino de la villa de Cangas desde 1642, o por algún miembro de su taller.

LA MURIELLA / LA MOURIEL.LA (Parroquia de Veiga de Rengos) – Casa de La Muriella o de los Queipo

LA MURIELLA / LA MOURIEL.LA

(Parroquia de Veiga de Rengos)

Casa de La Muriella o de los Queipo.

Este palacio de dos torres, situado junto al río Narcea y  en el valle de Rengos, es el solar originario de los Queipo o Queipo de Llano, cuyos mayorazgos fueron ennoblecidos por el rey Felipe IV en 1659 con el título de conde de Toreno; el primero fue Álvaro Queipo de Llano y Valdés. El palacio tiene dos escudos. El más antiguo, del siglo XVI, está en la torre de la izquierda y es la primera representación conocida de las armas de este importante linaje cangués, asturiano y español: tres fajas, dos flores de lis y una bordura con ramas de vid.

El otro escudo está en el cuerpo central del palacio, sobre la entrada principal y un balcón, y ostenta la corona condal. Es un escudo partido con las armas de los Queipo de Llano y los Valdés, que fueron muy habituales en los escudos de esta casa desde la unión de ambos linajes a fines del siglo XVI.

Los condes de Toreno fueron los propietarios de esta casa desde “tiempos inmemoriales” y hasta su venta en el siglo XX. Aunque los miembros de esta familia residían desde el siglo XVI en la villa de Cangas del Narcea, desde esta casa de La Muriella van a gestionar todas las rentas que cobraban en las parroquias de Larna, Xedré, Veiga de Rengos, Pousada de Rengos, Noceda, Gillón y Oubacho, así como la explotación del monte de Muniellos, que era todo de su propiedad.

SAN XULIANU / SAN JULIANO DE ARBAS – Iglesia parroquial

SAN XULIANU / SAN JULIANO DE ARBAS

Iglesia parroquial.

En el interior de esta iglesia, en un enterramiento de 1520 propiedad de la Casa de Miravalles, está uno de los conjuntos heráldicos más interesantes del concejo de Cangas del Narcea por su antigüedad, sus motivos y labra, y la inscripción que presenta. Francisco Sarandeses Pérez le dedicó un artículo, “La piedra de Santo Juliano de Arbas”, en el Boletín del Instituto de Estudios Asturianos, nº XLIX (1963), págs.. 237-244. Aparecen cuatro escudos con las armas de los Coque, San Miguel, Rescuro y Carballo; la atribución a estas casas aparece en la inscripción del borde de la tapa del sepulcro y en los mismos escudos.

Los Coque tienen un árbol, una flor de lis y un cazador armado con una lanza que sujeta a un perro por el collar y persigue a un jabalí. En el escudo aparece la inscripción: “S COQUE CUYAS SON ESTAS ARMAS”.

Los San Miguel tienen como emblema un árbol y el arcángel San Miguel con alas y una gran espada. La inscripción menciona la casa de San Miguel y Rescuro, con solar en la vecina Laciana (León), y señala sus armas.

Rescuro se representa con un castillo asentado sobre peñas y un hombre armado con una espada atacando a un monstruo marino.

Y las armas de Carballo son una mujer sujetando la rama de un árbol, haciendo alusión al lema de esta familia: “La virtud me hará torcer, que por fuerza no tengáis temor que tuerza”. En la inscripción se menciona la casa de Carballo y en el escudo se aclara que: “SON ESTAS OTRAS ARMAS”.

La inscripción dice lo siguiente: DE LOS COLLARES DE VI / LLAR DE RENGOS DONDE /  LOS COQUES DESCIENDEN POR LINIA DE BA / RON DE LA CASA DE SAN MIGUEL Y RESCURO / CUYAS ESTAS ARMAS / Y POR HEMBRA DES / CIENDEN DE LA CA / SA DE CARVALLO / SON ESTAS OTRAS ARMAS. 1520

Las mismas armas del sepulcro de la iglesia de San Juliano de Arbas aparecen en los escudos de la Casa de Miravalles, la Casa de Murias de Paronche y la Casa de Suárez Cantón en la villa de Cangas del Narcea.

MONCÓU / MONCÓ (Parroquia de Veiga/Vega de Rengos) – La Casona

Este escudo está roto y le falta la parte superior. Lleva las armas de los Martínez: un árbol a cuyo tronco está atado un perro y dos flores de lis a los lados de la copa del árbol, y le faltan por rotura de la parte superior de la piedra el sol, la luna y otra flor de lis, que son los atributos que completan las armas de los Martínez. En él aparece escrita la palabra “MONCO”, que hace referencia al apellido que llevaron los propietarios de esta casa durante mucho tiempo y que sustituyó al Martínez.

En 1787 el propietario de esta casa era Juan de Moncó, “hijosdalgo notorio y armas pintar”, y entre 1808 y 1824 lo fue su hijo Manuel de Moncó. Alguno de estos fue el que mandó poner el nombre de “Moncó” en el viejo escudo de los Martínez, que fue labrado a fines del siglo XVII.

Las mismas armas de los Martínez aparecen en otros cuatro escudos del concejo de Cangas del Narcea: Veiga’Tachu (Casa Bartuelo), Veigaperpera (Casa Campa), Veigaipope (Casa Molineiro) y Folgueras de Bergame (Casa Bartuelo).

CASTRUSÍN / CASTROSÍN (Parroquia de Carceda) – Casa Marqués

Escudo con las armas de 1. Llano (un castillo), 2. Flórez (una mujer metida en el agua y una flor de lis), 2. Desconocido y 3. Carballo (una mujer torciendo la rama de un árbol con copa y raíces, imagen que alude al lema de esta familia: “La virtud me hará torcer, que por fuerza no tengáis temor que tuerza”).

En este pueblo de Castrusín el único vecino empadronado como “hijosdalgo notorio” entre 1787 y 1824 es José de Llano.

TREMÁU DEL COUTU / TREMAO DEL COTO (Parroquia de Bergame) – Casa L´Abiera

Este escudo parece otra versión más de las armas de los Pambley, tan frecuentes en nuestro concejo (Pambley, Arbolente, Carballo) y en la villa de Cangas del Narcea. En él aparece un castillo con un hombre armado en la puerta, la flor de lis y la cerda en la parte inferior. En este caso, se introduce un motivo muy frecuente en el arte popular asturiano, europeo y de otras culturas, como son los dos pájaros enfrentados, que tiene sus modelos más antiguos en el arte romano y oriental antiguo.

SORRODILES (Parroquia de Cibea) – Casa de Miramontes o La Torre

Base del retablo de la capilla de la Casa de Miramontes en las que aparecen talladas las armas de los Sierra Pambley (a la derecha) y los Omaña (a la izquierda), que aportó en 1670 María Antonia de Sierra y Omaña, mayorazga de la Casa de Sobre la Fuente de Cangas, al casarse con Antonio Alfonso Flórez.

Escudo cuartelado con las armas de 1. Alfonso de Miramontes (castillo con tres torres y dos banderas, apoyado en rocas y flanqueado por dos arboles; tiene una flor de lis); 2. Sierra (castillo encima de una barca con tres remos y una flor de lis); 3. Desconocido y 3. Valdés.

La Casa y Torre de Miramontes es de las más antiguas del concejo de Cangas del Narcea. En su solar está documentada una torre medieval. Desde el siglo XV esta vinculada al apellido Alfonso. El primer miembro conocido de este linaje fue el capitán Álvaro Alfonso de Llano, a este le siguieron:

2.º Diego Alfonso de Miramontes, se casó con Teresa Menéndez.

3.º El capitán Diego Menéndez de Cangas, se casó con Catalina de Prado.

4.º Luis Alfonso Flórez Valdés, capitán general de la Real Armada de Felipe II, se casó con María García de Cangas.

5.º Ana María Alfonso Flórez Valdés, se casó con Lope Flórez de Sierra, de Tainas (Cangas del Narcea).

6.º El capitán Diego Alfonso Flórez Valdés, se casó con Magdalena Flórez de Sierra, de la Casa de Nando (Cangas del Narcea).

7.º Diego Alfonso Flórez, se casó en 1657 con Margarita Queipo Coque de Llano, de la Casa de Miravalles (Cangas del Narcea).

8.º Antonio Alfonso Flórez, se casó en 1670 con María Antonia de Sierra y Omaña, mayorazga de la Casa de Sobre la Fuente de Cangas, hija de Alonso de Sierra y Omaña y María de Llano y Valdés, fundadores del vínculo de la Casa de Cangas. Con este matrimonio la casa de Miramontes pasó a ser propietaria de una casa en la villa de Cangas del Narcea, situada “sobre la fuente”, en la plaza de La Refierta (actual, plaza de Mario Gómez), que estaba donde hoy está el Comercio del Médico. Esta casa se convertirá en la residencia de esta familia, que cambian Sorrodiles por la villa. Las armas de María Antonia de Sierra y Omaña figuran en el retablo que hay en la capilla de la Casa de Miramontes, que ella debió encargar hacia 1675.

9.º Diego Manuel Alfonso Flórez, se casó en 1694 con Clara Queipo de Llano, de la Casa de Ardaliz (Cangas del Narcea).

10.º Josefa Alfonso Flórez Sierra y Valdés, se casó con Suero Pertierra Coronas y Paredes, señor de la Casa de Caneiro (Valdés).

11.º José Alfonso Flórez Pertierra (1721-1794), se casó con María Antonia Argüelles Uría, natural de Ribadesella e hija de Bartolomé Argüelles Quiñones y Petronila Uría Valdés, de la Casa de Santa Eulalia (Cangas del Narcea).

12.º José Alfonso Pertierra Argüelles (Cangas del Narcea, 1760-1827), se casó con María Xaviera de Quiroga Valcarce y Nava, mayorazga de Villoria (Valdeorras, Ourense).

En el siglo XIX, la Casa de Miramontes tenía propiedades en Cibea, el Partido de Sierra y la villa de Cangas (era dueña de la “deseada tierra y viña de Pelayo”); en el concejo de Valdés, donde poseía la casa de Canero, y en Laciana (León) y Valdeorras (Ourense). Gozaba del privilegio, desde tiempos inmemoriales, de vender en exclusiva el vino en la parroquia de Cibea; nadie podía vender este producto “mientras los poseedores de la Casa de Miramontes tengan taberna abierta de vino de su propia cosecha, con tal que este sea bueno”. Esto les reportaba un gran beneficio porque por esta parroquia pasaban los dos caminos que pasaban a Castilla por el puerto de Leitariegos. A finales del siglo XVIII, para la venta de vino tenían una taberna en el valle de Cibea y una “barraca de sebe en el sitio del Campón del Fresno de la Vega de Vallado”. Este privilegio fue motivo de varios pleitos con vecinos de la parroquia desde el siglo XVII. Como ya dijimos, a fines del siglo XVII esta familia traslada su residencia a la villa de Cangas del Narcea.

alt

MURIAS DE PARONCHE – (Parroquia de Bimeda) – Casa Flórez Uría o Casa de Murias

El escudo de esta Casa de Murias es de los complicados de descifrar. En el centro, en lo que se llama en heráldica el campo, están las armas principales de la casa, que son las de los Flórez (una doncella con una cesta de fruta sobre la cabeza). Tiene tres cuarteles similares al escudo de la casa de Miravalles, pero con una factura mucho menos elaborada; se trata de 1. San Miguel (aparece el arcángel y un árbol); 2. Rescuro o Rioscuro (castillo sobre rocas y un hombre que ataca a un monstruo que sale del agua), y 3. Carballo (un árbol con copa y raíces, y una figura humana que intenta torcer una rama. Esta imagen alude al lema de los Carballo: “La virtud me hará torcer, que por fuerza no tengáis temor que tuerza”). El último cuartel es el de familia Coque (un cazador con lanza y dos perros, árbol y flor de lis), que puede verse también en un sepulcro en el interior de la iglesia de San Xulianu / San Juliano de Arbas. En el escudo de esta Casa de Murias también aparece una banda cruzada que sale de la boca de sendos monstruos.

Entre 1787 y 1824 los propietarios de esta casa de Murias fueron Joaquín Flórez Uría, Antonio Flórez Uría y Manuel Flórez Uría Arias-Valcárcel. Este último fue abogado y miembro del Regimiento de Cangas de Tineo, que en 1808 se constituyó con 847 voluntarios para luchar contra los franceses en la Guerra de la Independencia. Él fue uno de los 22 supervivientes de este regimiento que regresaron a Cangas. Escribió unas memorias de este episodio de su vida que lamentablemente no conocemos.

alt

EL PUELU / EL PUELO – (Parroquia de Tubongu / Tebongo) – Casa Collar

EL PUELU / EL PUELO

(Parroquia de Tubongu / Tebongo)

Casa Collar

Escudo de las primeras décadas del siglo XX. La casa fue construida en 1910. Según Francisco Sarandeses Pérez en su Heráldica de los apellidos asturianos (Oviedo, 1966), es muy probable que estas armas de Collar que aparecen en la fachada de esta casa se hayan tomado de la obra de Alberto y Arturo García Carraffa, Enciclopedia heráldica y genealógica hispano-americana, que contiene el Diccionario heráldico y genealógico de apellidos españoles y americanos, que comenzó a editarse en 1919, en la que se menciona el solar de los Collar de Villarmental y se le atribuye un escudo con una “faja jaquelada en dos ordenes y acompañada por dos lebreles acollarados, andantes y encontrados, uno encima de la faja y otro bajo ella”.

Sarandeses no le da validez a este escudo de los Collar publicado por los hermanos García Carraffa y considera que las armas de los Collar son las de los Coque, que aparecen en los escudos de la casa de Suárez Cantón de la villa de Cangas del Narcea y en la de Murias de Paronche, y en la iglesia parroquial de San Juliano de Arbas.

alt

L.LUMÉS / LIMÉS – Casa Candela

L.LUMÉS / LIMÉS

Casa Candela

Escudo con una labra muy sencilla y plana. Contiene, según la inscripción que aparece en su interior, las armas de “Allande, Llano i Arganzúa”. Es muy parecido al escudo del Palacio de Antráu / Antrago en el que también aparecen las armas de Arganzúa (un árbol, una llave y cuatro flores de lis). Los Llano están representados por cuatro fajas.

En 1787 aparece empadronado en Limés don Nicolás de Llano y Roxas, “hijosdalgo notorios de solar conocido y armas pintar”, que en 1808, 1815 y 1824 aparece con el nombre de Nicolás García de Llano y residente en el concejo de Allande.

L.LAMAS DEL MOURU / LLAMAS DEL MOURO – (Parroquia de Samartín de Sierra / San Martín de Sierra) – Palacio de los Sierra

L.LAMAS DEL MOURU / LLAMAS DEL MOURO

(Parroquia de Samartín de Sierra / San Martín de Sierra)

Palacio de los Sierra.

Palacio de los Sierra, Llamas del Mouro, Cangas del Narcea.

Tiene dos escudos del siglo XIX en la fachada principal. Uno, lleva las armas de los Sierra (una barca con tres remos que porta un castillo en llamas y un hombre armado en su puerta con lanza y espada) y el otro es el escudo de los Colón, familia descendiente de Cristóbal Colón, que lleva la corona ducal por el título de duque de Veragua.

En 1787 era “señor de la casa y torre de Llamas” Diego de Sierra y Salcedo, residente en la ciudad de Palencia. A este le siguieron en la posesión de la casa Diego Mariano Acevedo Colón y Sierra, que vivía en Cáceres, y Diego Acevedo Colón de Larriategui y Sierra.

SANTOLAYA / SANTA EULALIA – Casa de Uría

SANTOLAYA / SANTA EULALIA

Casa de Uría.

Esta casa tiene dos escudos con las mismas armas de los Uría y Queipo de Llano. Uno está en la fachada principal y es un escudo partido con las armas de Uría (dos lobos y bordeado por aspas) y Queipo de Llano (dos flores de lis y tres fajas, y en el borde racimos de uva y hojas de vid). En el penacho del yelmo lleva una inscripción: “Armas de los hijosdalgo de Urías”, y al lado aparece la fecha: 1541. Esta fecha es muy probable que sea la de la ejecutoria de hidalguía de la familia Uría, y no la de labra del escudo que por su estilo barroco hay que fechar en torno a 1640-1650.

El otro escudo es más pequeño, está en la fachada de la casa que mira al norte, encima de un balcón, y tiene las mismas armas.

A mediados del siglo XVIII los propietarios de esta casa eran José Nicolás de Uría y Valdés y su esposa María Teresa Alfonso Flórez que era de la Casa de Miramontes (Parroquia de Cibea). A estos les sucedió Miguel de Uría, que se casó con Isabel Queipo de Llano, nieta del conde de Toreno. Su heredero fue Antonio de Uría y Queipo y el de este será José de Uría y Álvarez-Terrero, que se casó en 1808 con María Josefa del Riego-Núñez y Sierra-Pambley, dueña de las casas de Pambley y Miravalles en el concejo de Cangas del Narcea y de las de Riego y Cabo del Río en Tuña (Tineo). A este matrimonio les sucedió el recordado José Francisco de Uría (1819-1862), director general de Obras Públicas, que murió soltero y sin descendencia, y al que heredó su hermano Rafael (1820-1901); y así hasta llegar al médico don Rafael Fernández Uría y a sus actuales propietarios: Blanca Fernández y José María Ron.

ARBOLENTE (Parroquia de Cibuyu / Cibuyo) – Casa Moirazo

ARBOLENTE

(Parroquia de Cibuyu / Cibuyo)

Casa Moirazo.

Escudo con una talla de muy poca calidad. Tiene las armas de los Pambley: la torre sobre unas rocas y un hombre en su puerta, las cabezas de dos monstruos a los lados con la lengua fuera, un árbol, una flor de lis y en la parte inferior una cerda. Ver los escudos de la Casa de Pambley en Pambley y la Casa de La Queipa en Carballo.

 En 1815 y 1824, según los padrones de hidalguía de Cangas del Narcea, en Arbolente solo Antonio Álvarez y su familia eran “hijosdalgo notorios de armas pintar”. Comúnmente el nombre de Moirazo (mayorazgo) solo se daba a casas de campesinos acomodados, y en este caso ennoblecidos y con derecho a lucir “armas” en la fachada de su casa.

CARBACHU / CARBALLO – Casa de El Palacio y Casa de La Queipa

CARBACHU / CARBALLO

Casa de El Palacio

Escudo con las armas de 1. Flórez (mujer cruzando el río llevando sobre la cabeza una cesta y sobre ella tres flores de lis); 2. Valdés; 3. Sierra y 4. Queipo de Llano. Según Francisco Sarandeses (Los Flórez y sus armas, IDEA, Oviedo, 1964) esta Casa de Carballo es la casa primitiva de los Flórez-Valdés en el concejo de Cangas del Narcea y sus fundadores vendrían de la Casa de Las Morteras (Somiedo).

Entre 1787 y 1824 el propietario de esta casa era Francisco Flórez-Valdés. Su heredero será Antonio Flórez-Valdés y el de este Fernando Flórez-Valdés Uría.

Casa de La Queipa (propiedad de la Casa Don Juan)

Escudo con las armas de los Pambley (pino y tres flores de lis; castillo con la cerda y sus lechones, y caballero sujetando una bandera con la mano derecha y una antorcha con la izquierda). En el borde tiene la inscripción: ESTE PINO ALBAR ENGERIDO EN SU LEI · MI ABUELO FUE DE LA CASA DE PANBLEI. El escudo presenta los mismos atributos que el de la Casa de Pambley, en Pambley, o el de la Casa el Moirazo, de Arbolente, y hacen referencia al lema de esta familia: “Esta casa y pino albar / y esta puerca con su grey / son las armas del solar / de la casa de Pambley”.

La Casa de La Queipa y todas sus propiedades fueron compradas en el segundo cuarto del siglo XIX por los hermanos Pastor y Justo Martínez, naturales de Corveiro y residentes en Madrid, donde hicieron gran fortuna invirtiendo en bolsa y negociando con bienes desamortizados, para su hermano mayor Juan. La vendedora fue, según tradición oral, Rosa Queipo de Llano Ancares y Sierra Pambley.

Escudos de los Martínez en Cangas del Narcea

Escudos con las armas de los Martínez: un árbol a cuyo tronco está atado con una cadena un león, tres flores de lis, y un sol y una luna.

Estas armas aparecen en Casa Bartuelo de Folgueras de Bergame, Casa Bartuelo de la Veiga’l Tachu, Casa Molineiro de Veigaipope y Casa Campa de Veigaperpera.

VEIGAPERPERA / VEGAPERPERA (Parroquia de La Riela / La Regla de Perandones) – Casa Campa

VEIGAPERPERA / VEGAPERPERA

(Parroquia de La Riela / La Regla de Perandones)

Casa Campa

Escudo con las armas de los Martínez: un árbol a cuyo tronco está atado con una cadena un león, tres flores de lis, y un sol y una luna. Las mismas armas aparecen en Casa Bartuelo de la Veiga’l Tachu, Casa Molineiro de Veigaipope y Casa Bartuelo de Folgueras de Bergame.

En este pueblo de Veigaperpera a fines del siglo XVIII y primeras décadas del XIX había siete vecinos y todos eran “hijosdalgos”, pero solo los Martínez eran “hijosdalgos de armas pintar”. En 1787 el propietario de esta casa era Francisco Martínez, y en 1808 y 1824 lo es su hijo Manuel Martínez.

VEIGAIPOPE / VEGAPOPE (Parroquia de La Riela / La Regla de Perandones) – Casa Molineiro

VEIGAIPOPE / VEGAPOPE

(Parroquia de La Riela / La Regla de Perandones)

Casa Molineiro

Escudo con las armas de los Martínez: un árbol a cuyo tronco está atado con una cadena un león, tres flores de lis, y un sol y una luna. Debajo aparece la inscripción y la fecha siguientes: “Estas son las armas de Martínez por varón. Las mandó hacer don Juan Martínez. Año de 1797”. Las mismas armas aparecen en Casa Bartuelo de la Veiga’l Tachu, Casa Bartuelo de Folgueras de Bergame y Casa Campa de Veigaperpera. Este escudo de Casa Molineiro de Veigaipope es el más reciente que existe de las armas de los Martínez.

En efecto, en 1787 el dueño de esta casa, como dice la inscripción del escudo labrada una década después, era Juan Martínez, “hijosdalgo”, que vivía con su hijo José y su nieto Miguel. En 1808 y 1815 el propietario era este Miguel Martínez, que en 1815 presenta a los empadronadores del padrón de hidalguía una escritura hecha ante el escribano José Meléndez de Arvas del 20 de enero de 1778 en la que se dice que estos Martínez eran “hijosdalgo notorio de armas pintar”. En 1825 el propietario es José Martínez.

FOLGUERAS DE BERGAME (Parroquia de Abanceña) – Casa Bartuelo

FOLGUERAS DE BERGAME

(Parroquia de Abanceña)

Casa Bartuelo

Escudo con las armas de los Martínez: un árbol a cuyo tronco está atado con una cadena un león, tres flores de lis, y un sol y una luna. Las mismas armas aparecen en Casa Bartuelo de la Veiga’l Tachu, Casa Molineiro de Veigaipope y Casa Campa de Veigaperpera.

Entre 1787 y 1824 los propietarios de esta casa fueron Bartolomé Martínez, su hijo Manuel y su nieto Antonio Martínez, “hijosdalgo notorios”.

BISUYU / BESULLO – La Casona

BISUYU / BESULLO

La Casona.

Escudo partido. A la izquierda armas de los Queipo de Llano (tres fajas y tres flores de lis, con racimos de uvas en el borde) y a la derecha, de los Flórez (una doncella cruzando un río con una cesta de frutas sobre la cabeza y tres flores de lis, con aspas en el borde). Este escudo es similar al que estaba en el Palacio de los Llano en el barrio de Ambasaguas en Cangas del Narcea y que en la actualidad está en una fachada lateral del Hotel Truita, calle Diz Tirado de esta villa.

En 1787 el dueño de esta casa era Pedro de Llano Flórez. La heredará su hijo Lorenzo de Llano Flórez (1822-1902), que en 1897 derriba la casa antigua y construye la casona que ha llegado hasta nuestros días, que hoy está en ruinas después de un incendio ocurrido en 2006. Una placa de mármol colocada encima de la puerta de entrada a la casa recuerda al dueño y su obra: “Se hizo esta casa por el Sr. D. Lorenzo de Llano Flórez a los setenta y cinco años de edad. Año de 1897”.

alt

XARCELEI / JARCELEY – Casa el Palacio

XARCELÉI / JARCELEY

Casa el Palacio.

Escudo con las armas de 1º Carballo (un roble y una mujer que aparece partiendo una rama; un castillo y delante de su puerta un hombre), 2º Sierra, 3º Valle / Queipo de Llano, 4º Sierra y 5º Peláez (un hombre pisando a un dragón al que clava una espada en la boca, mientras mira hacia una cruz).

En 1787 el propietario de este palacio era Francisco de Sierra Quiñones. En 1808 es de su primogénito, Francisco José de Sierra y Llanes, coronel de los Reales Ejércitos, Maestrante de Sevilla y uno de los siete asturianos que participaron en las Cortes de Cádiz y que redactaron la Constitución Española de 1812. Francisco José fallece en Avilés en 1820 y pasa la posesión de la Casa de Jarceley a su hijo Francisco Julián de Sierra Abello y Castrillón, que reside en Avilés. Para saber más sobre la casa de Xarceléi véase en esta web del Tous pa Tous la noticia escrita por Xuan F. Bas Costales sobre este palacio en 1820: El palacio de los Sierra en Xarceléi en 1820

alt

SAN PEDRU D’ARBAS / SAN PEDRO DE ARBAS – El Palacio

SAN PEDRU D’ARBAS / SAN PEDRO DE ARBAS

El Palacio.

Escudo monumental que solo presenta las armas de los Queipo de Llano: tres flores de lis y tres fajas, bordeadas por piñas. Lleva la cruz de la orden de Santiago. El escudo está flanqueado por dos leones rampantes con la lengua fuera. Fue esculpido en el siglo XVII.

La casa de los Queipo de Llano de San Pedru d’Arbas fue fundada en la segunda mitad del siglo XVI por Suero Queipo de Llano, natural de Cangas del Narcea y segundo hijo de Juan Queipo de Llano “el Viejo” y Mayor Álvarez de Tineo y Quirós, y su mujer María Flórez de Sierra, de la Casa de Jarceley. A los fundadores de la casa les sucedieron sus hijos: Juan Queipo de Llano y Flórez (San Pedru d’Arbas, 1584 – Jaén, 1647), obispo de Pamplona y Jaén, y Diego Queipo de Llano y Flórez (Cangas del Narcea, 1601- Madrid, 1656), que fue caballero de la orden de Santiago y señor de Pobladura en León. Estos dos hermanos fundaron el convento de N. S. de la Encarnación de madres dominicas de la villa de Cangas del Narcea en 1657. A Diego Queipo de Llano y Flórez le siguió Manuel Queipo de Llano y Murias. Los Queipo de Llano de la casa de San Pedru d’Arbas entroncaron a mediados del siglo XVIII con el marqués de Castro Serna y después con el conde de Adanero, que era el propietario de esta casa y sus tierras en el siglo XIX.

VIDAL (Parroquia de Gillón) – La Casona

VIDAL

(Parroquia de Gillón)

La Casona.

Escudo de los García del Valle. Está partido en dos: a la izquierda, armas de los García (tres árboles y un león rampante) y a la derecha, las de los Valle (torre y flores de lis) con el lema tallado alrededor: “El que más vale no vale tanto como vale Valle”.

En 1787 el propietario de esta casona era Ventura García del Valle, y en 1808 y 1824 lo es su hijo Vicente García del Valle, abogado de los Reales Consejos.

ARDALÍ / ARDALIZ (Parroquia de Llumés / Limés) – Palacio de Ardalí / Ardaliz

ARDALÍ / ARDALIZ

(Parroquia de Llumés / Limés)

Palacio de Ardalí / Ardaliz.

Escudo en forma de corazón con las armas de los Queipo de Llano: tres flores de lis y tres fajas, bordeadas por piñas (en otros escudos de este linaje se emplean racimos de uvas), y una cruz de la Orden de Santiago (de la que solo asoman el extremo superior y los laterales, el inferior esta roto) a la que pertenecieron varios miembros de esta casa desde 1639. Este escudo se labró a fines del siglo XVII.

La casa de los Queipo de Ardaliz la fundó hacia el año 1600 Diego García de Tineo y Llano, nacido en Cangas del Narcea alrededor de 1570, hijo de Juan Queipo de Llano “el Mozo” y Catalina de Valdés, natural de Salas, y sobrina de Fernando de Valdés, arzobispo de Sevilla, Inquisidor General, presidente del Consejo de Castilla durante el reinado de Felipe II y fundador de la Universidad de Oviedo. Este fundador de la casa de Ardaliz era hermano de Fernando de Valdés y Llano, arzobispo de Granada, presidente del Consejo de Castilla en el reinado de Felipe IV y fundador de la iglesia colegiata de Cangas del Narcea, y tío del primer conde de Toreno, Álvaro Queipo de Llano. Fue una época en la que este linaje de los Queipo tuvo mucho poder y riqueza.

Diego García de Tineo y Llano se casó con Teresa Pérez de Navia y en 1635 crearon un vínculo con la casa y propiedades de Ardaliz. El heredero de esta posesión fue su primogénito Rodrigo Queipo de Llano y Valdés, que en 1639 ingresó como caballero en la Orden de Santiago. Los miembros de esta casa se unirán con familias poderosas. De este modo, Diego Queipo de Llano y Valcárcel, nacido en 1650 en Ardaliz, se casó con María Teresa de Llano y Queipo, de la casa de Santa Olaya de Cueras. Su hijo Miguel Queipo de Llano se casó con Catalina Teresa Bernaldo de Quirós, nacida en Mieres en 1673 e hija del primer marqués de Camposagrado, y en segundas nupcias, en 1711, con su parienta Melchora Queipo de Llano, hija del segundo conde de Toreno. A pesar de estos dos matrimonios murió sin descendencia. Pasó la casa de Ardaliz a María Teresa Queipo de Llano Valcárcel y Cangas, que se casó con Pedro Velarde Calderón (1699-1781), nacido en Santillana del Mar (Cantabria). Estos construyeron en 1765 un gran palacio en Oviedo en la calle Santa Ana, obra del arquitecto Manuel Reguera González, que en la actualidad es sede del Museo de Bellas Artes de Asturias. El siguiente poseedor de la casa fue su hijo Joaquín Velarde Queipo de Llano, nacido en Cangas del Narcea en 1732 y coronel de Milicias del Regimiento Provincial de Oviedo, que se casó con María Manuela Navia-Bolaño. Su primogénito será el primer conde de Nava, a quien pasan todas las propiedades que tenían en Ardaliz y Cangas.