Entradas

Los versos del Angelillo

Desde septiembre de 1942, hasta junio de 1944 fui a la escuela de “El Angelillo” (Don Ángel y Don Félix). Me tuve que ir porque allí solo se estudiaba “Comercio” (Perito Mercantil) y yo empecé “bachiller”. Estaba en la que hoy es calle de Joaquín Rodríguez (entre El Mercao y la Cuesta Secundino), encima de la panadería del Astorgano (un primer piso) y también en el segundo de la casa esquina de la misma calle con la Cuesta Secundino, (frente a Telégrafos). Don Ángel cojeaba. Tenía fama de tirar tacos de madera a sus alumnos (nunca le vi tirar ninguno) al no poder perseguirlos. Su origen era cangués y era un maestro nacional represaliado por “rojo” que se vino desde Madrid.
Mi recuerdo me asaltó de pronto. Unos versos suyos, de los que solo recuerdo dos pedazos, y que conmemoraban la visita de unas jóvenes canguesas, con la “Sección Femenina” a bailar a Madrid. Ignoro el motivo (La Feria del Campo empezó después) y esto me cogió en su escuela.
Rezaban así:

Del Occidente de Asturias
llegó un autobús repleto
de fermosas canguesinas
que traen a Madrid revuelto.

Vino Pepa la Alcarreña,
Oliva, la de Aniceto,
Tina Pacho, Oliva Trones,
en fin todo lo mejor
sacado de lo más bueno………..
…………………………

Sorprende la adaptación de la gente. El padre de Tina Pacho (Tinina, hija de Pacho Chichapán), había estado en la cárcel, por “rojo”. Pero la sección Femenina de FET de la JONS tenía gran poder de persuasión.

Creo que nunca fueron impresos y los que leí eran manuscritos, acaso por el mismo Don Ángel.

Agradecería si alguien conserva en la memoria algún recuerdo al respecto me lo haga saber.

Muchas gracias

Mauro Avello Flórez
(avellof.m@gmail.com)

Editado el libro ‘¡Como Semos!’

Escrito por los maestros Tito Casado (cangués) e Inés Gómez (somedana) el libro recoge 250 anécdotas de los concejos de Cangas del Narcea, Tineo y Somiedo.

Estas anécdotas aparecen agrupadas por temática: vida social, curas, monjas e iglesia, maestros, maestras y escuelas, justicia y juicios, los madrileños, el trato del casorio… y sobre todo un apartado, como no podía ser de otra manera, dedicado a las tan comentadas aventuras y desventuras de tipo sexual.

Hay también 50 dichos nuestros, y un álbum de fotografías antiguas relacionadas con nuestra forma de ser y vivir. Un pequeño estudio etnográfico y sobre todo divertido de todas aquellas historias que nos han hecho reír a lo largo de muchos años.